viernes, 15 de mayo de 2009

Luna mía


Hay una luna que quiero alcanzar
llena de cráteres con tu nombre grabado en ellos.
Hay una luna que brillará eternamente
y siempre estaré ahí para protegerte.

Hay una luna en la que reside el recuerdo
bajo un profundo y mágico cimiento.
Es una luna en la que nos arrullan suaves manos
con melodías de una acústica voz.

Hay una luna que se ha quedado en mi alma.
Es una luna custodiada por estrellas.
Y eres tú aquella luna,
la luna de mis pensamientos.


Fotografía: Omar Serrano

2 comentarios:

Omar Serrano dijo...

'La luna se puede tomar a cucharadas
o como una cápsula cada dos horas.
Es buena como hipnótico y sedante
y también alivia
a los que se han intoxicado de filosofía....'

-Jaime Sabines

Mars dijo...

Sólo puedo escribir ---> (':