lunes, 1 de junio de 2009

Ave

Callo, pienso, sonrío, y después... me desvanesco,
como huellas en la arena,
como nube en la tormenta,
como ave en un cielo despejado.

Como el ave con su herida,
va cayendo por el cielo
esquivando las palabras suspendidas en el aire,
voy cayendo yo en la cuna de tus ojos.

Lo veo pasar todo en mis pensamientos
como las páginas que sopla el viento.
Me siento como la sombra del desierto,
y después, en luna me convierto.

Fotografía: Omar Serrano

3 comentarios:

Omar Serrano dijo...

esa foto la tome mientras andaba bajo los efectos de algo D:
y parecen angeles o aviones tambien.

Mars dijo...

El final me recordó al poema de Jaime Sabines.

"un pedazo de luna en el bolsillo es mejor amuleto"

Omar Serrano dijo...

Ese poema a la luna esta buenisimo.